>> Enfermedades causadas por neumococo
Por Redacción El: 13 ene, 2014 A las: 04:36 PM | Categoría Breves de salud, Para todos, Salud infantil | Con 0 Comentarios

PEDIATRIA-BEBESneumococo

Infecciones del oído

También conocida como otitis media aguda es una infección del oído donde la bacteria que con mayor frecuencia es el neumococo, que consiste en la inflamación e infección del oído medio, el cual se encuentra localizado justo detrás del tímpano y se caracteriza por presentar fiebre, dolor, disminución de la audición, vómito, mareo y diarrea.

Las infecciones en el oído también son más frecuentes si un niño toma biberón mientras está acostado boca arriba.

Sin embargo, el hecho de que entre agua en los oídos no provoca una infección aguda en ellos, a menos que el tímpano tenga un orificio a causa de un episodio previo.

Las infecciones agudas del oído se presentan con más frecuencia durante el invierno o inicio de la primavera. Uno no puede contraer una infección del oído de alguien más, pero un resfriado puede propagarse entre los niños y hacer que algunos de ellos contraigan este tipo de infecciones.

Sinusitis

Los senos paranasales son cavidades que se encuentran en la cara a los lados de la nariz y en la frente, que cuando están saludables no contienen bacterias ni otros microrganismos.

Su función es producir el moco que normalmente sale de la nariz; normalmente el moco puede salir y el aire puede circular. Cuando estas cavidades se infectan con una bacteria, se inflama la mucosa de que los recubre internamente y se presenta la sinusitis o rinosinusitis.

La bacteria que ocupa con mayor frecuencia este tipo de infecciones es el neumococo.

Los síntomas de la sinusitis aguda, por lo regular, se presentan después de un resfriado que no mejora o uno que empeora después de 5 a 7 días de tener los síntomas.

Los síntomas que presentan estos pacientes son: tos, que empora por las noches o en las mañanas, tos con el esfuerzo, mal aliento o pérdida del olfato, fatiga y sensación de malestar general, fiebre o febrícula, dolor de cabeza al agacharse de frente, dolor a la presión de las mejillas y dolor detrás de los ojos, congestión nasal y secreción fétida, dolor de garganta y goteo retronasal.

Neumonía

Es una inflamación en las vías respiratorias bajas afectando los sacos de aires, llamados alveolos los cuales se llenan de moco y otros líquidos, haciendo difícil que el oxígeno llegue a la sangre.  Se presenta en los meses de invierno o a inicios de la primavera, es precedida de una infección respiratoria alta como un resfriado o gripe que se complica a esta enfermedad.

Los enfermos de neumonía infecciosa a menudo presentan una tos que produce un secreción herrumbrosa de color amarillenta o verde y sangre, fiebre alta que puede ir acompañada de escalofríos , dificultad respiratoria, dolor torácico que empeora cuando se respira profundo, dolor de cabeza o presentar una piel sudorosa y húmeda.

Otros síntomas posibles son falta de apetito, cansancio, labios y uñas moradas, náuseas, vómitos y dolores articulares o musculares.

Los niños con neumonía pueden presentar muchos de los síntomas mencionados, pero en muchos casos simplemente están adormecidos o pierden el apetito. La neumonía es la infección que provoca mayor número de ingresos hospitalarios, la que más muertes provoca y la bacteria que con mayor frecuencia los provoca es el neumococo.

Meningitis

Es la inflamación de las capas del cerebro llamadas meninges y que lo rodean él y la médula espinal. La meningitis bacteriana puede ser mortal o dejar secuelas como retraso mental, crisis convulsivas, sordera o paraplejia.

Suele comenzar con bacterias que causan infecciones respiratorias como gripes u ocasionadas por neumococo y otras bacterias.

En la meningitis se pueden obstruir los vasos sanguíneos en el cerebro y llegar a causar un derrame cerebral o dificultar la circulación del líquido cefalorraquídeo lo que provocará serias lesiones cerebrales.

Las infecciones por neumococo y otras pueden causar la meningitis bacteriana.

Cualquier persona puede contraer meningitis, pero es más común en las personas cuyos organismos tienen dificultades para combatir las infecciones o no se encuentran vacunadas contra el neumococo o meningococo.

La meningitis puede avanzar rápidamente. Debe buscar la atención médica rápida si se presenta fiebre muy elevada y súbita, dolor de cabeza intenso, vómito en proyectil, rigidez en el cuello, confusión mental o crisis convulsivas.

El tratamiento oportuno puede ayudarle a prevenir problemas graves, que incluye la muerte.

 

Dr. Heriberto Antonio Arista Viveros. Fue Jefe del Servicio de Infectología, parasitología del Hospital General de México y Presidente de la Asociación de Médicos Pediatras del Hospital General de México. Profesor de Infectología en la UNAM, además de ser profesor en más de 750 conferencias sobre temas de infectología. Es Asesor Externo de Vacunología en la Confederación Nacional de Pediatría (CONAPEME).

LOGOS-CNPM Infórmate

Confederación Nacional de Pediatría

www.conapeme.org

AVISO IMPORTANTE: La información contenida de este sitio de internet no debe sustituir la consulta del profesional de la salud, ni pretende proporcionar una respuesta o solución. Toda información debe ser revisada por usted y su médico.

Déjanos un comentario



× cuatro = 24